• 916 797 789

No te pierdas todas nuestras noticias y novedades

¿Quieres expandir tu marca a nivel internacional? Protégete.

Tienes una marca registrada en España y quieres comercializar tus productos o prestar tus servicios en otros países. ¡Adelante! Pero protégete antes, para evitar problemas como que en esos países haya marcas similares o que al darse a conocer tu marca alguien se adelante y la registre en esos países.

La internacionalización de las marcas nacionales cada vez es más asequible y los trámites cada vez son más sencillos. A través del Sistema de Madrid es posible solicitar la extensión de tu marca a otros países sobre la base de la nacional de una forma mucho más atractiva que registrar cada marca en cada país de forma independiente.

¿Qué es el Sistema de Madrid?

El Sistema de Madrid es un sistema que te permite gestionar como si fuera una sola marca la solicitud de la misma en hasta 128 países. Con un sistema centralizado pagarás todas las tasas de los diferentes países de una sola vez y constará solicitada la marca en el mismo momento para todos los países de tu elección.

¿Quién puede beneficiarse del Sistema de Madrid?

Puede utilizar el Sistema de Madrid quien tenga un vínculo de carácter personal o comercial con uno de los miembros del Sistema; es decir, deberás tener el domicilio o un establecimiento industrial o comercial en uno de los 128 países que abarcan los 112 miembros del Sistema de Madrid, o ser nacional de uno de esos países.

¿Cuánto cuesta una marca internacional?

El costo del registro internacional de una marca comprende la tasa de base y otros costes en función de los países en los que se desea proteger la marca y el número de clases de productos y servicios que abarcará el registro.

¿Se contempla la Unión Europea como «un país»?

En efecto, la marca europea se contempla como un país, por lo que «de golpe» puedes solicitar la protección en los 27 estados que lo forman (Alemania, Bélgica, Croacia, Dinamarca, España, Francia, Irlanda, Letonia, Luxemburgo, Países Bajos, Suecia, Bulgaria, Eslovaquia, Estonia, Grecia, Malta, Polonia, República Checa, Austria, Chipre, Eslovenia, Finlandia, Hungría, Italia, Lituania, Portugal y Rumanía).

¿Cuál es el procedimiento?

Etapa 1. Para poder presentar una solicitud internacional, el solicitante debe haber registrado previamente su marca – o presentado una solicitud de registro – ante su Oficina de propiedad industrial de origen. Es la marca base.

Seguidamente deberá presentar su solicitud internacional por conducto de la misma oficina de propiedad industrial, la cual se encargará de certificarla y transmitirla a la OMPI (Oficina Mundial de la Propiedad Intelectual).

Etapa 2. La OMPI solo realiza un examen de forma de la solicitud internacional. Una vez aprobada, la marca se inscribe en el Registro Internacional y se publica en la Gaceta de la OMPI de Marcas Internacionales. Seguidamente, la OMPI envía al solicitante un certificado del registro internacional y notifica este hecho a las oficinas de propiedad industrial de todos los territorios en los que el solicitante desea proteger su marca.

Etapa 3. Las oficinas de propiedad industrial de los territorios en los que desea proteger su marca tomarán una decisión en el plazo aplicable (12 o 18 meses) conforme a su legislación. La OMPI inscribirá las decisiones de las oficinas de P.I. en el Registro Internacional y luego procederá a informarle.

Si una oficina de propiedad industrial deniega la protección de la marca, ya sea total o parcialmente, esa decisión no afectará a las decisiones tomadas por otras oficinas de propiedad industrial. Se puede impugnar la decisión de denegación ante la oficina de propiedad industrial en cuestión, conforme a su legislación. Si la oficina de propiedad industrial accede a proteger la marca, emitirá una declaración de protección.

El registro internacional de la marca será válido durante 10 años.

¿Por qué es recomendable contar con el Asesoramiento de un Agente de la Propiedad Industrial?

Aunque parece un trámite sencillo, es recomendable hacer una investigación previa en los países de interés, y es necesario preparar exhaustivamente la documentación a presentar y coordinar los vencimientos de los diferentes países además de gestionar las posibles incidencias que puedan darse en cada uno de ellos (posibles prohibiciones absolutas señaladas de oficio, oposiciones de terceros…). Es muy posible que hay que contactar a Agentes de Propiedad Industrial en esos países para gestionar la tramitación si surge cualquier problema, y nada mejor que un Agente en tu país de origen para que se encargue de centralizar y gestionar cualquier incidencia.

¿Tienes dudas? Consúltanos sin compromiso. Estamos encantados de ayudarte.  

Compártelo en las redes sociales

;

Log In

create an account