No te pierdas todas nuestras noticias y novedades

Los colores. Curiosidades y ejemplos de su registro como marcas.

Estamos en un momento en el que todo cuenta para hacer buen marketing. La imagen lo es todo, y la psicología de los colores ha cobrado un gran protagonismo. El color se asocia con emociones, sentimientos, situaciones… y también con productos o empresas concretas.

Muchas veces no necesitamos la marca escrita para reconocerla. Sólo relacionando el producto o servicio con un color identificamos el origen empresarial.

  • ¿Un banco rojo? El Banco Santander
  • ¿Un servicio de telefonía naranja? Orange
  • ¿Una aseguradora roja? Mapfre
  • ¿Una bebida roja? Coca-Cola
  • ¿Un vehículo amarillo? Caterpillar
  • ¿Un chocolate  morado? Milka
  • ¿Un servicio de mensajería marrón? UPS
  • ¿Comida rápida en rojo y amarillo? McDonalds
  • ¿Un red social azul? Facebook
  • ¿Joyas en color azul turquesa? Tiffany
  • ¿Papeles adhesivos amarillos? Post-it
  • ¿Deportivos rojos? Ferrari

Y así podríamos seguir…

Surge el dilema entonces de analizar si el hecho de relacionar el color de un producto con su origen es suficiente como para que pueda registrarse como marca y así  tener exclusivo derecho sobre él e impedir que terceros lo usen.

Cambio de legislación

Bajo la anterior Ley de Marcas de 1988 el color por sí solo no podía registrarse como marca, sólo podía acceder a registro si estaba delimitado por una forma determinada.

Con la nueva Ley de Marcas 17/2001 se permite el acceso al registro de todo signo apropiado para distinguir los productos o servicios de una empresa de los de otra, siempre que puedan ser representados en el Registro de Marca y de forma que permita a la Administración competente y al público en general determinar el objeto claro y preciso de la protección otorgada. Se abría la puerta así a marcas en movimiento, las multimedia, las sonoras o los hologramas.

El Caso Louboutin

Las suelas rojas de Louboutin son reconocibles por todo el mundo, y su caso ha sentado un precedente importantísimo en esta materia.

Allá en 1992 Christian Louboutin pintó la suela de unos zapatos con el esmalte de uñas de su asistenta, y esta característica acabó siendo su seña de identidad. Tanto, que el 2007 solicita esta suela roja como marca en EEUU.

Louboutin gana la batalla en la UE por el registro de sus suelas rojas

La marca se le concede, pero los conflictos legales se suceden. Primero con Yves Saint Laurent por una colección «crucero» en la que lanzaba unos zapatos completamente rojos (que finalmente ganó Louboutin) y luego con Van Haren, una firma holandesa que trató de invalidar sus registros indicando que la marca protege la forma del producto y no el color en sí. Una vez más Louboutin se sale con la suya, cuando el Tribunal de Justicia de la Unión Europea confirma que no se trata de la forma del producto, sino que el dibujo demuestra la ubicación del color en el zapato. La suela roja de Louboutin, por lo tanto, es perfectamente registrable como marca, en tanto a que ha adquirido distintividad sobrevenida.

Otras marcas de color con éxito

Estos son algunos otros ejemplos de color registrados. Recordemos que las marcas se registran para unos productos y servicios concretos, por lo que otras empresas podrían usar este color para otros productos o servicios, pero no para los que están protegidos.

EUTM 31336 de Kraft Foods, para chocolates

EUTM 3757473 de BP para los productos y servicios propios de las gasolineras

EUTM 63289 de John Deere para máquinas de trabajo agrícolas o forestales

EUTM 1526441 del Fútbol Club Barcelona para la actividad propia de su club de fútbol

EUTM 605576 de Beiesdorf AG para las cremas

EUTM 8148934 de Duracell Batteries BV para pilas

Podemos concluir que todas ellas accedieron a protección porque el consumidor ya identificaba en ese momento el producto o servicio en esos colores concretos con un determinado origen empresarial (distintividad sobrevenida o secondary meaning). Probar la distintividad de un color de forma inherente es prácticamente imposible.

En España, los Tribunales mantienen una posición más restrictiva.

Y por ello, se han rechazado marcas,  por ser un color de uso común en el mercado y por lo tanto no apropiables en exclusiva. Es el caso del cuadrado naranja de Orange, el color rojo de Hilti para productos para la construcción, o el color azul de las botellas de la ginebra Bombay Sapphire

Controversias

Aunque nuestra mente relaciona determinados productos con colores y empresas, es cierto que surgen numerosos conflictos entre marcas que utilizan los mismos colores o parecidos . Es el caso por ejemplo de disputas entre:

  • Banco Santander y las cajas de ahorro alemanas Sparkasse por el rojo (resuelto a favor de Sparkasse)
  • Chocolate Milka y Cadbury por el morado (resuelto a favor de Cadbury)
  • Orange y Jazztel por el naranja (resuelto a favor de Jazztel)
  • Nivea y Dove por el morado (resuelto a favor de Nivea)
  • Chistian Louboutin e Yves Saint Lauren por las suelas rojas) (resuelto a favor de Louboutin)

Desde luego, nunca llueve a gusto de todos.

¿Necesitas ayuda con el registro de tu marca o tus ideas? No dudes en contactarnos en info@tecnopatent.com o visita nuestra web. Somos especialista con más de 20 años de experiencia y te asesoraremos de la forma más completa posible.