No te pierdas todas nuestras noticias y novedades

¿Qué diferencia hay entre una patente y un modelo de utilidad?

Qué diferencia hay entre una patente y un modelo de utilidad

En este artículo vamos a hablar sobre la diferencia entre una patente y un modelo de utilidad. En el terreno de la propiedad intelectual, es crucial discernir entre dos conceptos fundamentales: una patente y un modelo de utilidad. Estas herramientas legales comparten el objetivo de salvaguardar las innovaciones, pero sus diferencias fundamentales definen su aplicación práctica. 

Debemos ser conscientes de que para proteger una idea no sólo contamos con la figura de la patente. Aunque menos «famosos», los modelos de utilidad son una fórmula igual de válida para proteger tus derechos.

En caso de dudas, lo recomendable es consultar con un ingeniero experto en Propiedad Industrial y tu Agente Oficial de confianza, quienes determinan qué protección es la más adecuada en cada caso, por supuesto siempre de forma confidencial.

Los modelos de utilidad o «patentes menores» protegen mejoras en productos ya existentes (a través de la forma, la estructura o la constitución de un objeto), que proporcionan una ventaja técnica (como por ejemplo incluir una rosca en el palo de la fregona para poder cambiar el mocho). Se pueden proteger utensilios, instrumentos, herramientas, aparatos, dispositivos o partes de los mismos… No protegen procedimientos.

Las patentes protegen una invención más elaborada, algo totalmente nuevo, como por ejemplo una vacuna contra el coronavirus.

Los requisitos para registrar un modelo de utilidad, por lo tanto, son menos estrictos y técnicos. El proceso de registro es más rápido y menos costoso.

Diferencia en cuanto al registro y su duración. 

Los requisitos para registrar un modelo de utilidad son menos estrictos y técnicos que los de las patentes. Por ejemplo, en el caso de los modelos de utilidad no se realiza un examen ni se emite un informe sobre el estado de la técnica; una vez presentados los formularios, la memoria descriptiva y el pago de la tasa, la OEPM (Oficina Española de Patentes y Marcas) publica la solicitud y da un plazo para que terceros puedan oponerse a su concesión. La Oficina no examina de oficio la novedad o la actividad inventiva del modelo de utilidad, por lo que si no recibe oposiciones el modelo de utilidad será concedido.

El registro de un modelo de utilidad es más rápido que el de una patente, entre 6 y 8 meses aproximadamente.

Tiempo de protección de una patente y un modelo de utilidad.

La diferencia entre una patente y un modelo de utilidad en cuanto al tiempo de duración varía mucho. Mientras que la patente concede a su titular la exclusividad de la misma por 20 años, los modelos de utilidad la confieren por 10 años. Ninguno es renovable, sino que una vez expirado el plazo la invención pasa a ser de dominio público, no pudiéndose volver a registrar la misma invención pues carecería de novedad.

¿Pensando en registrar una patente o un modelo de utilidad?

En Tecnopatent contamos con 20 años de experiencia en registros de patentes y marcas. Nos hemos consolidado como especialistas confiables en un campo donde la precisión y la experiencia son fundamentales.

Nuestro equipo de expertos no solo posee un profundo conocimiento de la legislación vigente, sino que también adopta un enfoque estratégico hacia cada caso. Desde la fase inicial de evaluación hasta la implementación de estrategias de protección a largo plazo, proporcionamos soluciones efectivas y resultados comprobados. 

Al elegir Tecnopatent, estás optando por un socio comprometido con salvaguardar tu innovación y convertirla en un activo valioso. Si estás listo para dar el paso, contáctanos hoy mismo y descubre cómo podemos asegurar tus ideas.