No te pierdas todas nuestras noticias y novedades

¿Se puede patentar la propiedad intelectual?

Patentar la propiedad intelectual

En este artículo os vamos a hablar sobre si se puede o no patentar la propiedad intelectual. Bien, esta pregunta necesita traducción: ¿se pueden proteger los derechos de autor sobre una obra?

Los derechos de autor o su propiedad intelectual no se pueden patentar, porque sólo son patentables las invenciones de aplicación industrial con una carga técnica elevada.

Aunque no se puedan patentar, sí se pueden proteger. Y la mejor forma de hacerlo es constituir una prueba oficial de que esa obra (por ejemplo, un libro, una obra de teatro, un guion, una composición, un cuadro… incluso un software, programa de ordenador o contenido didáctico…) son creación tuya en un momento determinado: que fuiste el primero. Por eso es importante protegerla, constituir esa prueba oficial, ANTES de que la misma vea la luz o sea accesible para el público.

Pero si no se puede patentar la propiedad intelectual, ¿?cómo puedo constituir esa prueba?

Tras muchos años protegiendo los derechos de autor de nuestros clientes, hemos podido comprobar que la forma más sencilla y económica de obtener un certificado que demuestre que la obra es tuya en un momento determinado es a través del registro en BLOCKCHAIN o cadena de bloques. Al generar el certificado de existencia de un documento, imagen, etc. se crea, de forma anónima y segura, una prueba de que dicho archivo existe en un día y hora determinado. Dicha prueba se registra en la red pública permisionada y descentralizada, lo cual la oficializa, y ese certificado podrá ser exhibido en caso de conflicto con un tercero para determinar que la obra es tuya. Además, es un sistema económico y de protección inmediata, y se pueden añadir a un primer registro nuevos archivos ligados a él como mejoras, licencias, contratos… quedando todo registrado de forma anónima para terceros, pero que puedes certificar en cualquier momento.

El sistema más tradicional y a nuestro entender quizás algo obsoleto por la complejidad “administrativa” es el depósito en el Registro de la Propiedad Intelectual. Formularios, archivos, tasas… es algo más complejo y menos digital. Algo más farragoso que el sistema anterior, con las mismas consecuencias.

El tercer método más usado es la protocolización notarial: Que un notario dé fe de la obra y quien la presenta en un momento determinado. Es igualmente más farragoso en cuanto a su tramitación y preparación, y dependiendo del volumen de los archivos a proteger también más costoso.

Te ayudamos a elegir

Consúltanos tu caso y tus preocupaciones sin compromiso. Comentaremos las ventajas y desventajas de cada herramienta y decidiremos cual se ajusta mejor a tus necesidades, con la misma atención personalizada y dedicada con la que atendemos a nuestros clientes desde 1990.

Si estás interesado en presentar una patente puedes consultar este artículo de nuestra web sobre los requisitos para patentar.