No te pierdas todas nuestras noticias y novedades

Cómo patentar una aplicación móvil

Cómo patentar una aplicación móvil

En este artículo vamos a hablar sobre cómo patentar una aplicación móvil y todo lo que necesitas saber al respecto. Hoy en día existe una aplicación móvil o App para cada necesidad (y muchas otras como simple entretenimiento). Los diseñadores de Apps proliferan, y su trabajo es objeto de codicia por muchos. ¿Cómo puede evitarse que nos copien una App?.

Temas importantes a tener en cuenta relativos a cómo patentar una aplicación móvil

Lo primero que debemos tener claro es que la idea, como tal, no se puede proteger. Es la forma de llevarla a cabo lo que se protege. No puedes evitar que surjan nuevas Apps inspiradas en la misma idea, pero sí que copien tu App.

La línea entre inspiración y copia es fina, por eso es importante proteger la App de la mejor forma posible, incluso antes de que la misma esté lista para su comercialización. Antes de proteger la versión final, recurre a los contratos de confidencialidad cuando trates con colaboradores o tengas contacto con plataformas de aplicaciones. Estos contratos protegen tu propiedad intelectual y disuaden de posibles copias.

Cuando tengas claro el nombre o logo de tu App, solicita la marca. Esa fecha de solicitud te está dando una prioridad sobre cualquiera que la solicite después.

Vías para proteger eficazmente una aplicación móvil

Cuando la App esté lista para su comercialización (y siempre ANTES de empezar a distribuirla), puedes proteger una aplicación de un teléfono móvil mediante varias vías:

  1. El software se protege automáticamente por el mero hecho de su creación, sin necesidad de registro ni formalidades adicionales siempre que sea original, pero se puede proteger de forma oficial cumpliendo unas determinadas formalidades en el registro de la propiedad Intelectual. A través de ella no se podrá proteger “la idea”, sino la forma de materializarla: el código fuente, el código objeto, los manuales de uso y las interfaces gráficas. Es importante ser consciente de que de esta forma no se están protegiendo las funcionalidades que ofrece dicho software. También se podría certificar su fecha de creación y autoría mediante blockchain, creando una presunción de autoría que invierte la carga de la prueba. Si quieres ampliar información sobre este tema puedes consultar este artículo de nuestro blog en el que hablamos sobre como patentar o proteger un software.
  2. Sólo en caso de que la aplicación esté dando solución técnica a un problema podría ser protegida a través de una patente (para ello tiene que tener carga inventiva, ser nueva y tener aplicación industrial). Lo recomendable en caso de duda es que un ingeniero especializado analice el caso concreto para evitar perder la inversión en caso de que finalmente no cumpla alguno de esos requisitos. En este artículo puedes encontrar más información sobre los requisitos que ha de cumplir un producto o invención para ser patentable.
  3. El nombre y logo de la aplicación se protege mediante marca en la Oficina Española de patentes y marcas: Instagram, Facebook, Angry Birds… todas son marcas registrardas.
  4. Las Pantallas y la interfaz gráfica de la aplicación se protege mediante diseño industrial siempre que sea originales y singulares. Apple por ejemplo tiene protegidas varias pantallas de su Interfaz de usuario.

Esperamos que este artículo te haya ayudado a resolver todas tus dudas sobre cómo patentar una aplicación móvil. Te ayudamos a proteger tus derechos de propiedad intelectual e industrial desde el primer momento. Más vale prevenir, que lamentar. ¡Consúltanos sin compromiso!